¿Puede un ‘new deal’ para el periodismo fortalecer su función social?

17 jun. 2021

El Foro sobre Información y Democracia ha publicado sus recomendaciones para paliar la fragilidad del periodismo mundial, en un informe liderado por el experto del STI, Rasmus Kleis Nielsen. El grupo pide un nuevo pacto para la profesión y un plan que asegure el 0,1% del PIB mundial anual al periodismo, con el objetivo de garantizar su función social.

Expertos STI

Un ‘new deal’ para el periodismo. Eso es lo que ha pedido el Foro sobre Información y Democracia en un informe reciente. “Ha llegado el momento de un ‘new deal’ para el periodismo, un gran compromiso a escala nacional e internacional para fomentar el periodismo digno de ese nombre, el periodismo de interés público y el periodismo de calidad: libre, independiente y confiable”, ha afirmado el presidente del foro, Christopher Deloire, secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Este ‘new deal’, en palabras de Deloire, debe suponer la reconstrucción del periodismo “no como un ‘sector mediático’, sino como un elemento esencial de la libertad de opinión y de expresión” y requiere de los esfuerzos combinados de gobiernos, reguladores, industria, inversores, financieros, tecnología y sociedad civil. “Este esfuerzo debe facilitar el ejercicio de la libertad y la responsabilidad periodísticas. Su propósito es fortalecer su función social”, ha añadido Deloire.

Para el presidente del foro, este esfuerzo debe venir acompañado de una inversión económica. Así, el informe calcula que destinar el 0,1% del PIB mundial anual al sector periodístico en los próximos diez años garantizaría su viabilidad y, por lo tanto, protegería su labor social. “Si esto es parte de lo que cuesta la democracia, y lo es, el 0,1% del PIB anual no es un precio demasiado alto a pagar”, ha afirmado Deloire.

El experto del STI y director del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo de la Universidad de Oxford, Rasmus Kleis Nielsen, ha liderado el informe y ha defendido que el periodismo es necesario para la democracia, y que los estados harían bien en protegerlo y promoverlo: “Si bien el periodismo es imperfecto y, a veces, problemático, años de investigación han documentado cómo el periodismo profesional e independiente ayuda a las personas a mantenerse informadas, a participar en procesos políticos y a comprometerse con sus comunidades locales, del mismo modo que puede ayudar a que el poder rinda cuentas y a reducir la corrupción y la malversación tanto en el sector público como en el privado”, ha afirmado.

Por ello, ha reclamado que “si los gobiernos quieren hacer algo más que hablar sobre el valor del periodismo y, de hecho, ayudar a los periodistas y medios de comunicación que están a la vanguardia para forjar nuevos caminos para la profesión y la industria, deberán dar un paso adelante y tomar medidas reales”. Así, el informe ofrece recomendaciones a los gobiernos y a las empresas periodísticas con el objetivo de proteger y promover la profesión y su labor social.

 Algunas de las recomendaciones son:

  1. Garantizar la total transparencia de la propiedad de los medios de comunicación como parte de un marco más amplio de medidas de transparencia, de lucha contra la corrupción y de integridad financiera.
  2. Implementar iniciativas que permitan distinguir y devolver una ventaja comparativa al periodismo de calidad, como la Journalism Trust Initiative (JTI), con el fin de restaurar la confianza entre todos los actores.
  3. Apoyar y adoptar medidas fiscales internacionales para las plataformas digitales, como la tasa mínima mundial a las empresas propuesta por la OCDE.
  4. Desarrollar la financiación híbrida de los medios, de forma que se combinen la filantropía y el apoyo público mediante instrumentos de financiación mixta público-privada, tanto si los medios tienen ánimo de lucro como si no.
  5. Lograr que, en sus presupuestos, los Estados aumenten de forma sustancial las ayudas públicas al desarrollo asignadas al periodismo de interés público, con el fin de alcanzar los mil millones de dólares anuales.
  6. Establecer mecanismos de apoyo que permitan a los ciudadanos sostener a los medios de su elección (cheques de prensa, exenciones fiscales para las suscripciones o asignación en la declaración de impuestos sobre la renta).
  7. Fomentar una reflexión sobre el impacto de la inteligencia artificial en el periodismo incluyendo a los medios de comunicación como sectores de importancia estratégica en las hojas de ruta nacionales sobre el tema.

El Foro sobre Información y Democracia, fundado en 2020, está formado por la Digital Rights Foundation, Reporteros Sin Fronteras (RSF), Observacom, el Institute for Strategic Dialogue, el Center for Human Rights de la Universidad de Berkeley, Open Government Partnership, el Center for International Governance Innovation, el Peace Research Institute Oslo, el Research ICT Africa, Civicus y Free Press Unlimited.

Puede encontrar el informe completo en este enlace.