Investigadores prueban soluciones online para problemas de juego online

27 sep. 2020

El Dr. Mark Griffiths explica las herramientas de juego responsable: cómo pequeñas intervenciones pueden influir positivamente en el comportamiento problemático del usuario.

Expertos STI

El Dr. Mark Griffiths, profesor distinguido de conducta en la adicción en la Unidad Internacional de Investigación del Juego de la Universidad de Nottingham Trent, fue el orador principal en el IV Congreso sobre Comportamiento en Adicción y Patología Dual. Los organizadores esperan que las autoridades se fijen en el problema de la adicción al juego como un problema sociosanitario, reconociendo su potencial para revelar una patología dual y tratando el problema psicológico subyacente en lugar de simplemente restringir el comportamiento problemático.

“La patología dual en las adicciones conductuales es la regla, no la excepción”, según el psiquiatra Dr. Francisco Ferre Navarrette, que se desempeñó como presidente del comité organizador del evento para la edición 2020. La buena noticia es que reconocer este hecho abre nuevos ángulos de tratamiento, agregó.

Entre las adicciones conductuales (aquellas conductas que no implican el uso de una sustancia psicoactiva), el juego fue el primero en ser reconocido por el DSM-5 (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) como una adicción. Griffiths, como psicólogo, es líder en el campo y fue invitado a abordar opciones terapéuticas no farmacológicas. Su presentación, “Evaluating the Efficacy of Responsible Gambling Tools”, explicó varios intentos de intervenir en el comportamiento de juego antes de que se salga de control.

Algunas de las herramientas de juego responsable (RG) actualmente en uso son: las herramientas de análisis del comportamiento se utilizan para identificar a los jugadores con problemas; sistemas de mensajería personalizados para aquellos que muestran un comportamiento de juego de riesgo; tarjetas de jugador y medidas de identificación bibliométrica; recompensar a los jugadores por participar en prácticas responsables; y varias técnicas en línea para ayudar a los jugadores con problemas. También hay una amplia gama de herramientas de juego responsable en línea que incluyen pausas de juego obligatorias, establecimiento de límites, mensajes emergentes, mensajes personalizados, herramientas de seguimiento del comportamiento y autoexclusión temporal.

Todos los estudios que Griffiths ha llevado a cabo para evaluar las herramientas de juego responsable se han realizado con el Dr. Michael Auer y todos han sido estudios del "mundo real" con jugadores reales, en sitios de juego reales, en tiempo real. El establecimiento de límites puede ser voluntario u obligatorio (según el operador y/o el regulador) y puede involucrar límites tanto de tiempo como de gastos. En un estudio, Griffiths descubrió que los límites de gasto de dinero ayudaban a quienes jugaban más intensamente a los juegos de casino y lotería, mientras que los límites de tiempo eran de mayor ayuda para los que jugaban con mayor intensidad a póquer. En otro estudio, se demostró que los mensajes personalizados que recordaban a los jugadores cuando habían alcanzado el 80% de la cantidad máxima de dinero que podían permitirse perder en un mes reducían significativamente el gasto total en todos los jugadores menos en el 10% más intenso.

La mensajería emergente se ha probado de varias formas. Después de un simple recordatorio, los resultados de un estudio indicaron que, evidentemente, más jugadores cesaron su sesión de juego como consecuencia de ver un mensaje emergente después de 1,000 apuestas consecutivas en un juego de máquina tragamonedas en línea en comparación con aquellos que no habían visto un mensaje emergente, aunque el porcentaje total de sesiones que fueron terminadas por el jugador fue menos del 1%. Para intentar aumentar el número de jugadores intensivos que se detienen después de un juego prolongado, un estudio de seguimiento utilizó un nuevo mensaje emergente 'mejorado' que invitaba a los jugadores a autoevaluar su comportamiento, proporcionaba retroalimentación normativa y abordaba las creencias erróneas cognitivas que se encuentran comúnmente entre los jugadores, y brindó una recomendación para establecer límites. El mensaje mejorado resultó en el doble de personas que terminaron inmediatamente su sesión en comparación con el mensaje simple, pero aun así fue relativamente ineficaz para reducir las sesiones de juego intensivo (aproximadamente el 1,4% de las sesiones terminaron con el mensaje mejorado en comparación con el 0,7% de las sesiones terminadas con el mensaje simple).

Otros estudios de Griffiths han demostrado que los mensajes personalizados basados en el comportamiento de juego real de los jugadores disminuyen significativamente la cantidad de dinero gastado por los jugadores. Sin embargo, un estudio que examinó la eficacia de una pausa de juego obligatoria de 90 segundos encontró que el gasto total en la siguiente sesión no fue diferente de aquellos que no tuvieron pausa de juego. También dijo, sobre un estudio aún no publicado, que una pausa de juego de 15 minutos parecía tener el efecto deseado de reducir el gasto de juego en comparación con las pausas de juego de 90 segundos y cinco minutos.

En general, aunque la eficacia de las herramientas de RG recién está comenzando a evaluarse, Griffiths dijo que “la evidencia sugiere que el establecimiento de límites trae beneficios tanto para los jugadores como para el operador, y proporcionar feedback a los jugadores en función de su comportamiento de juego tiene un gran potencial para ayudar a los jugadores a apostar de forma más responsable ".